El blog del asistido

Los inicios de la asistencia a personas mayores en España

Publicado por ASISTED el 1 junio, 2022

Los servicios de asistencia a personas mayores en nuestro país no han dejado de evolucionar para adaptarse a las necesidades cambiantes de la población.

ASISTED surgió a finales de los años 70 con un fin plenamente altruista. Siendo conscientes de las carencias que existían, nos organizamos para ayudar a las personas mayores dependientes necesitadas de asistencia en sus actividades diarias.

Así comenzó nuestra actividad. Y, desde entonces, no hemos dejado de trabajar e innovar para mejorar los servicios que ofrecemos y para brindar una respuesta efectiva y diseñada a medida.

Los datos demográficos de nuestro país muestran que la población envejece aceleradamente y la asistencia para las personas mayores debe adaptarse para cubrir sus necesidades.

A continuación, haremos un análisis de la evolución del sector desde sus inicios y de los retos de futuro a los que se enfrenta.

El sector de la asistencia a personas mayores en los años 70 

La sociedad española (y sobre todo las personas de la tercera edad) en la década de los años 70 pasaba una situación difícil.

Esto se refleja en el primer estudio sociológico español que se realiza sobre la vejez, el informe GAUR del año 1975. En él, se realiza un análisis al detalle sobre las condiciones de vida de los jubilados en España.

Este es el punto de partida de la instauración de un sistema de servicios sociales públicos, coincidiendo con el proceso de elaboración de la Constitución Española, el marco de referencia para asegurar el bienestar de los ciudadanos mayores.

Cambios importantes en la década de los ochenta

En la siguiente década se producen numerosos cambios para las personas españolas. Se produce la conceptualización generalizada del sistema de pensiones, del sistema público sanitario y de servicios sociales. Aun así, en aquel momento ya llevábamos una diferencia de unos 20 años que nos separaban de nuestros vecinos del norte de Europa en el desarrollo de un sistema sólido de servicios sociales.

A finales de los años ochenta, toma fuerza también en nuestro país el planteamiento que defiende las ventajas de envejecer en casa con un sistema de asistencia domiciliaria a las personas mayores. Aunque todavía es necesario un diagnóstico de las necesidades reales del sector que sea más preciso para planificar las políticas de atención en base a estudios rigurosos.

Los retos de futuro a los que se enfrenta la asistencia a personas mayores

En el año 1988 comienza la elaboración del Plan Gerontológico por parte del INSERSO, que se publicará finalmente en el año 1993.

Desde entonces hemos vivido numerosas situaciones sociales que nos han obligado a adaptar nuestros servicios, por ejemplo, la pandemia del coronavirus.

Este hecho ha puesto de manifiesto el largo camino que aún falta por recorrer para garantizar acceso a todas las personas que lo necesiten y la calidad en este tipo de servicios. En este post de nuestro blog, comentamos más a fondo los principales retos de futuro de la asistencia domiciliaria en los que trabajamos para adaptarnos de forma proactiva.

La mayoría de los ciudadanos quieren envejecer en casa y es nuestro deber asegurar servicios de calidad que respondan a sus necesidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.