El blog del asistido

Rol de los asistentes a domicilio en contexto covid

Publicado por ASISTED el 5 noviembre, 2020

¿Cómo ha afectado la crisis del COVID-19 al rol de los asistentes a domicilio? Cerca de 2,3 millones de personas reciben asistencia domiciliaria en España. Se trata de personas mayores y/o dependientes que requieren un acompañamiento continuado para garantizar su bienestar en el entorno domiciliario.

Con motivo del Día del Cuidador que impulsa la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), ASISTED reivindica un reconocimiento por parte de las instituciones y de la sociedad al rol fundamental que tienen los asistentes a domicilio.

Una asistente de ASISTED atiende a una persona con dependencia.

ASISTED reivindica un cambio de rumbo del modelo de asistencia con políticas públicas que apuesten por el envejecimiento en el entorno domiciliario.

Un nuevo enfoque requiere de una propuesta de formación reglada y homologada que permita crear perfiles calificados, con conocimientos apropiados y estandarizados que permitan regular una carrera profesional con garantías sociolaborales que aseguren la creación de empleo de calidad y de vocaciones profesionales”

Como explica Gabriel Calzado, presidente de la compañía catalana con más de 40 años de experiencia en el sector. Actualmente, cuatro de cada diez españoles destinan más de 20 horas semanales a la atención de sus mayores. El 85% son mujeres y mayores de 65 años.

ASISTED reivindica el rol de los asistentes

Para ASISTED, es urgente dar respuesta al contexto presente y futuro que ya sitúa la atención domiciliaria como pieza fundamental para atender el aumento de la demanda que han experimentado este tipo de recursos. Principalmente, desde que estalló la crisis de la Covid-19.

Es innegable el devastador impacto de la pandemia en los centros residenciales. Esto ha conllevado, entre otras consecuencias, a que las familias planteen opciones alternativas para atender a sus mayores, duplicando así el volumen de actividad habitual.

ASISTED cuenta con 800 trabajadores en plantilla en Régimen General de la Seguridad Social. Además, un plan de formación continuada adaptado a las habilidades de cada asistente y un convenio laboral propio. De hecho, es el único convenio existente en este sector actualmente. Su principal finalidad de combatir la economía sumergida y el instrusismo que tradicionalmente han rodeado esta actividad.

La calidad de los lugares de trabajo que se generan actualmente en el sector dependen del compromiso que cada compañía tiene con su equipo humano y tiene como límite un marco legal vigente que creemos que debe evolucionar para que aquellas compañías realmente comprometidas con la atención a la dependencia podamos dar pasos más allá”, reivindica Gabriel Calzado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.