¿Estás pensando en contratar servicios de asistencia domiciliaria?

En ASISTED contamos con más de 40 años de experiencia dedicados a mejorar la calidad de vida de las personas.

    Política de Privacidad

    atención domiciliaria en Madrid

    El aumento en la demanda de servicios de atención domiciliaria en los últimos años viene dado por diversos factores.

    En ASISTED somos conscientes de que la pandemia del coronavirus ha tenido un impacto devastador en todos nosotros, pero uno de los colectivos más afectados ha sido las personas de la tercera edad.

    Esta situación ha puesto sobre la mesa las necesidades reales de la población, así como las carencias existentes en materia de legislación y accesibilidad a los servicios de cuidados.

    El aumento de la esperanza de vida en España aumenta la dependencia y la contratación de servicios de atención domiciliaria

    servicios asistencia domiciliaria

    España es uno de los países más longevos del mundo y los datos muestran que las cifras seguirán aumentando exponencialmente en los próximos años. 

    Tenemos claro que a mayor envejecimiento, mayor es el número de personas en situación de
    dependencia
    y que, por lo tanto, también aumenta la demanda de servicios dedicados a su cuidado.

    Entre los servicios más solicitados por la población encontramos los servicios de atención domiciliaria (o SAD) y las residencias geriátricas. Aun así, cada vez es más común ver nuevas fórmulas de atención a las personas más asentadas en países del norte de Europa como el coliving o el cohousing.

    A continuación, hablaremos más en profundidad sobre cuándo es el momento de contratar  servicios profesionales para el cuidado de una persona dependiente y analizaremos los principales beneficios de los servicios de SAD. 

    Los servicios de asistencia domiciliaria de ASISTED

     Los Servicios de Atención Domiciliaria o SAD, son el conjunto de recursos utilizados para brindar el apoyo y la ayuda necesaria para la persona en su domicilio. Su objetivo, es conseguir la mayor independencia y calidad de vida durante cualquier etapa vital.

     

    En ASISTED, llevamos más de 40 años dedicándonos a mejorar la calidad de vida de personas mayores, dependientes, con diversidad funcional o accidentadas poniendo a su disposición servicios de atención domiciliaria.

    Situamos a la persona en el centro de los servicios, tanto a los asistidos como a nuestros asistentes. Por eso, todos ellos están contratados en plantilla, dados de alta en el Régimen General de la Seguridad Social y con Seguro de Protección Civil.

    Nos caracteriza el trato cercano, la proximidad y, sobre todo, la personalización de los servicios que brindamos para adaptarlos a las necesidades reales y concretas del asistido y sus familiares.

    servicios asistencia domiciliaria

    Así, trabajamos las 24h del día, los 365 días del año para atender a las personas en situación de dependencia en sus hogares, realizando la higiene pertinente, la preparación de las comidas, el control y seguimiento de la medicación y ejercicios para la movilidad e integración en el entorno social.

     

    También atendemos al hogar, porque entendemos que el entorno de la persona también es importante y afecta a su estado físico y emocional. Así, atendemos la limpieza y el orden del hogar, el cuidado de la ropa, las compras domésticas e, incluso, el paseo y cuidado de las mascotas.

     

    ¿Cuándo plantearse contratar servicios de asistencia domiciliaria?

    servicios asistencia domiciliaria

    Las estadísticas muestran que en diciembre de 2021 había más de 1,4 millones de personas reconocidas con algún grado de dependencia. De estas, casi 200.000 no recibían todavía ningún tipo de prestación (a pesar de tener derecho a ella).

    Aunque cada comunidad autónoma gestiona el SAAD (Servicio para la Autonomía y Atención a la Dependencia) de forma distinta, todas tienen en común un aspecto: las interminables listas de espera.

    Este hecho lleva a muchos familiares o conocidos de personas dependientes a ejercer como cuidadores no profesionales, con las consecuencias que eso conlleva. Una gran carga y esfuerzo que, sin ningún tipo de formación o experiencia puede suponer un agotamiento físico y mental extremo que termina con la contratación de un profesional para realizar estas tareas.

     

    Otra de las situaciones más comunes a la hora de buscar este tipo de servicios es que la persona tenga un grado de dependencia muy elevado, que impide desarrollar las tareas básicas diarias, o alguna patología asociada que necesite la intervención de un profesional.

    5 beneficios de contratar servicios de asistencia domiciliaria

    1.

    En un primer punto, y como mencionábamos anteriormente, los servicios de asistencia domiciliaria aseguran una atención personalizada y constante a la persona. Se trata de servicios flexibles que se adaptan cada momento a las necesidades que pueden surgir, tanto de la propia persona, como de sus familiares o asistentes, como del espacio.

    2.

    Otro beneficio fundamental es que la persona permanece en su entorno y rodeado de sus seres queridos (familiares, amistades, vecinos, mascotas, entre otros). Conserva sus recuerdos materiales que le unen a su historia de vida y que le dan sentido. Por tanto, permite continuar desarrollando el proyecto de vida de la persona, siendo ella misma o sus familiares (en el caso de demencias o enfermedades mentales) quienes fijan los objetivos de vida en cada momento, asegurando su bienestar físico y emocional.

    3.

    En tercer lugar, el SAD permite atender de manera individual, integral e integrada a la persona en su propio entorno. Con profesionales y especialistas que velan por la salud y el bienestar de la persona asegurando la calidad de vida, no solamente de la persona sino de la familia.

    4.

    La presencia de un asistente también puede ser beneficiosa en el caso de personas dependientes que viven solas, porque genera un vínculo que va más allá del servicio. Supone una compañía que evita el aislamiento y el sentimiento de abandono, promoviendo la independencia y autonomía del asistido.

    5.

    Por último, el SAD puede dar respuesta de manera inmediata, flexible y personalizada a cualquier necesidad que surja, en cualquier momento, respetando y asegurando la privacidad, la individualidad y la propia personalidad de cada persona asistida.

    Normalmente, en los deseos de la familia está el respetar la voluntad de la persona dependiente, ya que, a pesar del esfuerzo y desgaste físico, psíquico y emocional que supone, desearemos su bienestar, entendiéndolo, en la mayor parte de las ocasiones, asociado con el hecho de permanecer en su propio domicilio.

     

    Por tanto, desde ASISTED creemos que sólo en aquellas situaciones en las que hay la evidencia de una enfermedad neurológica o neurodegenerativa avanzada o mental profunda los familiares son capaces de plantearse desde un principio la posibilidad de trasladar y desarraigar a la persona asistida, de su entorno de toda la vida y de sus recuerdos, en pro de poderle ofrecer los cuidados sanitarios y/o clínicos que precisa.

    Si estás pensando en contratar servicios de asistencia domiciliaria

    ¡contáctanos y personalizaremos los servicios para adaptarlos a tus necesidades!

      Política de Privacidad